El giro etnográfico en la arquitectura

Actividades


Corresponsales

Arquitectura

El giro etnográfico en la arquitectura


El 16 de diciembre tuvo lugar la ponencia “El giro etnográfico en la arquitectura. Pensar la tarea proyectual en la producción del espacio”, que fue organizada por la Cátedra Permanente de Antropología Cultural de la Universidad del Azuay y estuvo a cargo de Gabriela Navas.

“Este espacio está destinado a tratar temas diversos vinculados a la antropología en la contemporaneidad”, recordó Gabriela Eljuri, responsable de la cátedra.

En la charla se analizaron cuatro corrientes que desde el campo de la arquitectura se han generado a partir de diversas aproximaciones hacia la antropología.

La primera corriente tratada fue la experimentación gráfica y el agotamiento de las posibilidades del lenguaje de representación espacial como laboratorio de pensamiento arquitectónico.

En segundo lugar, el análisis de los sistemas constructivos y su manifestación como expresión de la cultura material.

Luego los procesos de diseño y, por último, las propuestas de nuevas metodologías y narrativas para vincular el proceso de diseño a los usuarios.

“Los estudiantes de Arquitectura deben afrontar un problema proyectual, es decir, traducir un conjunto de ideas al lenguaje de representación arquitectónico, concebir al espacio como una entidad abstracta susceptible de ser modelada bajo las reglas geométricas de composición o técnico constructivas que se plasman en dibujos de planos, maquetas o animaciones virtuales para justificar la racionalidad científica de su diseño”, explicó Navas.

El paraguas de la antropología contribuye al repensar de la tarea proyectual en la arquitectura, ya que el ejercicio de esta profesión -en especial en la escala de la gestión urbana- tiene grandes en el tejido social de las ciudades.

Una recomendación que repitió la ponente es estar siempre conscientes de esta relación conflictiva entre la ciudad concebida por los técnicos del espacio y gestores urbanos con un orden especifico, versus esa otra ciudad vivida y practicada por las personas que alteran permanentemente las normativas municipales y los órdenes previstos.

Julia Cárdenas

Corresponsal UDA

Compartir: