Revistas Marginalia

Marginalia Nº 7 - Junio de 2004


Marginalia Nº 7 - Junio de 2004

ORGANO DE DIFUSIÓN DE LA ACADEMIA IBEROAMERICA DE POESIA,
CUENCA , CIUDAD UNIVERSITARIA
ATENAS DEL ECUADOR
PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Entrevista


Marginalia Nº 7 - Junio de 2004

MARIO JARAMILLO PAREDES
Rector de la Universidad del Azuay. Presidente de la Comisión de Cultura de la Asociación de Universidades del Sur de Ecuador y Norte de Perú, y Vicepresidente del Consejo Nacional de Educación Superior (CONESUP). Ex ministro de Educación y Cultura del Ecuador.
Periodista y ensayista.

Reproducimos, a continuación, esta breve entrevista:
MARGINALIA: ¿Qué es para usted la poesía?
MJP: Una forma superior de comunicación y de compartir las vivencias, las esperanzas, los temores y las alegrías. En definitiva de compartir la vida.

MARGINALIA: Usted ha apoyado decididamente el Taller de Creación Literaria "La Pileta" de la Universidad del Azuay. ¿Piensa que tanto la literatura como las demás artes deben ocupar lugar importante en la educación superior ecuatoriana?
 
MJP: La educación superior debe incentivar el acercamiento de los jóvenes al mundo del arte. Igualmente trabajar en la dirección de descubrir aptitudes en este campo y darles oportunidad de desarrollarse.

MARGINALIA: ¿Cree que la creatividad poética y artística, en general, se mantendrá a pesar de la creciente mentalidad pragmática de la sociedad?
 
MJP: Ya ha habido otras épocas igualmente pragmáticas en el pasado de la humanidad y sin embargo la actividad poética ha perdurado. La razón creo que es simple y contundente: el ser humano es una dualidad de materia y espíritu y las dos partes pugnan pos supervivir. Lo ideal se da cuando una sociedad crea las condiciones para que esos dos elementos sean igualmente atendidos.

MARGINALIA: Ahora que estamos conmemorando el centenario del nacimiento de Pablo Neruda. ¿Qué pensamiento le viene a la mente?
 
MJP: Hablar de Pablo Neruda será siempre para mí hablar de la voz más potente que ha tenido el continente. Potente y tierna en un equilibrio perfecto.

MARGINALIA: Muchas gracias por sus palabras y su tiempo.
 

Poesía cuencana


LA BARCAROLA
Me haré a la mar contigo en el crepúsculo.
Será un mar de betún en la tiniebla.
Verás cómo, de pronto, en tu cabello
La Cruz del Sur se enreda.

La música en astillas de las olas
Traerá el viento que ensancha las mareas,
Ciñendo algas, teñida en alquitranes,
Me has de contar historias marineras.

Cargada estará tu alma de celajes.
Yo, en cambio, tocaré con las estrellas
El fosfórico nácar de tu cuerpo:
¡Y gritará a lo lejos la quimera!

Me haré a la mar contigo en el crepúsculo.
Y en la noche sin velas
Te diré: "La esperanza
Se me ha quedado en tierra,
Como en puertos brumosos van quedando
Marinos ebrios y gaviotas muertas".

Entonces, los alisios tropicales,
En un golpe de mar, sin que lo sepas,
Como un árbol marino han de arrojarte
En mis brazos, a tiempo
De desplegar mis velas.

EL ADEMAN
¿Recuerdas? Soy el viejo
Timonel. Entreabre
Tus medusas. Florezcan
Tus salobres diamelas.
¿Recuerdas? Soy el viejo
Timonel. Derrama
Tu lumbre azul de caracola,
Tu espuma blanca, fresca.

¿Recuerdas? Soy el viejo
Timonel. Arroja
- Copo de sal - tu risa
En mi charco de brea.

Poesía universal


EL TREN DE FUEGO
VI

ALGUIEN HA VENIDO a preguntar por sus ojos, del tiempo de sus ojos, algo ha pasado, su tránsito largo en una región de hambre.

Le dijeron: no despiertes al tigre, no es bueno despertarlo, qué iba a entender sus pecados de soledad, amigo de sombras, largos cuervos pestilentes.

VII

POMONA SE APARECIÓ con sus árboles rotos y fríos de vientos desechos en ruinas.

Comedor de raicillas blancas, de aves enfermas, locomotora manca y vieja pule los rieles.

Le dijo al ángel que dejaba la casa y ya anochecía en sus dientes el recuerdo de otra estación, hierba transplantada en los intestinos con manchas de azufre y hormiga y grillos de arena.

Se llenaron los pies de cansancio y sal de música intoxicada, largas carreteras, angostas y curvas; con la vista vuelta hacia atrás, el tigre seguía en el cerebro, matador de carne.

Francisco Azuela (México)
 

Poeta invitado


CÉSAR ANDRADE Y CORDERO(Cuenca, 1904 - 1987)

  
César Andrade y Cordero es un buen representante del posmodernismo cuencano y nacional.
Su actividad cultural fue diversa: poeta, relatista, músico, crítico literario, periodista. Desde la página editorial de El Mercurio defendía con altura y valentía los intereses de su tierra. Y presentó magistralmente los perfiles de Alfonso Moreno Mora, Rapha Romero, Remigio Romero, Emmanuel Honorato Vásquez, de la gente de la Revista Austral; bohemios aristocráticos que contrastaban con los bohemios de corazón profundo, los serenateros populares …
Entre sus libros, mencionamos: Barro de siglos (relatos), Dos Poemas, Ventana al Horizonte, Ruta de la Poesía Ecuatoriana (crítica), Cúspides Doradas (poesía), Poesía (selección póstuma).
Su poesía es un testimonio de la Cuenca de la primera mitad del siglo XX; nació con el siglo, y amaba a su gente, su cantar esdrújulo, sus barrios, sus calles empedradas.
La altura de su lírica se equipara con la de sus compañeros de generación: Jorge Carrera Andrade, Escudero, Gangotena.

MÚSICA PROHIBIDA
Te pudiera buscar con un viejo cayado
De música en el alba.
Te pudiera buscar en los azules
Crisantemos que riega la luna en la montaña.
Por ti agrupara ramos floridos de coloquios,
Besos de húmedo tallo y un blanco país de dalias.
Trajérate en la noche cinturas de luciérnagas
Y el manso olor de almendros que enciende la mañana.
Trajérate guitarras, columpios y sonrisas,
Y un viento de canciones que a tus ojos anclara.
Te pudiera buscar en todas las agujas
Del rocío y sus goznes que abren la madrugada.
Te pudiera buscar en las mareas
De música anchurosa que vierten las campanas.
Mas ya eras la imprecisa vislumbre de ti misma,
La piel hueca del fruto que la mano no alcanza,
El sepultado nombre que nunca se pronuncia,
El ámbito inasible de la canción lejana,
La lisonjera estrofa que hace tiempo olvidamos,
El clausurado huerto y su inútil fragancia.

Reseñas


ÁRBOL CON ALAS
ÁRBOL CON ALAS

Gonzalo Espinel Cedeño
Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas
con el auspicio de la M.I. Municipalidad de Guayaquil
Colección Letras del Ecuador, No. 184
Guayaquil, 2003

Espinel Cedeño, poeta de palabra austera y dulce, nos entrega esta vez su quinto poemario. Obra sugestiva desde el título, que nos evoca la hermandad de la tierra con el aire. Versos que se enraízan en la corteza dura del vivir cotidiano, pero que al menor empuje se levantan sobre ella, para danzar libremente en las alas ingrávidas del pensamiento, de la belleza, de la poesía …
ÁRBOL CON ALAS es un libro cuya temática va "desde lo profundo hasta lo ingenuo y desde lo romántico a lo sardónico" (GEC), pero de cuyas páginas nunca está ausente una gran ternura, teñida de evocación y nostalgia. Con textos que nos hacen reflexionar, como éste, de indudable acento borgiano: "qué seremos, si todo lo vivido/ quedará por decreto del olvido/ sin nosotros, allá cuando se muera." (De qué cielo). Otros, de elegante telurismo: "Y en tus horas de lánguidos cristales,/ apágame en tu lecho de corales/ y enciéndeme en la puesta de tu Sol." (Mar). O románticos, sin más: "A veces vuelves como algún navío/ que regresó por voluntad del viento./ Como el ave del sur que sin aliento/ regresa a casa cuando siente frío." (A veces vuelves).
Sonetario limpio, bien escrito y con bellísimas resonancias.

Sara Vanégas Coveña

A LA SOMBRA DEL CORSARIO
A LA SOMBRA DEL CORSARIO

Franklin Ordóñez Luna
Universidad de Cuenca,
Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay
La (h)onda de David
Cuenca, 2004

La obra es un canto desplegado a eros, a la nostalgia, al placer. Canto transparente y libre que emociona, que cautiva.
Ordóñez Luna marca con éste, su segundo poemario, un avance indiscutible respecto del anterior. Ha depurado su palabra, ha superado en buena parte esa cripticidad, que lo hacía un tanto oscuro e inexpresivo.
Su poesía actual -de versos ágiles, breves y rápidos-, fruto de vivencias y lecturas, de un andar paciente y amoroso por la literatura universal, nos convida a disfrutar de sus mejores textos, apasionados, plenos de encuentros, desencuentros y evocaciones sugerentes, donde campea un luminoso carpe diem; momentos de vida potenciados en hermosas y atrevidas imágenes: "Qué importa tu nombre/ si en aquel portal,/ desnudos,/ aún se besan nuestros labios." (Chueca).
"Manos de fuego destruyen la ciudad,/ dioses oxidados caen,/ granizo./ Tu boca es el maná por el que voy al infierno." ( Primera trompeta).
Libro intenso.

Sara Vanégas Coveña

ORIFLAMA
ORIFLAMA

No. 4
Tertulia Literaria "Príncipe de Asturias"
Ediciones Cardeñoso
Vigo, 2004

ORIFLAMA, revista de creación literaria de la Tertulia "Príncipe de Asturias", es semestral, y está dirigida por la reconocida poeta española Isabel Díez Serrano.
El presente número 4 apareció en junio de este año y presenta como País Invitado a Ecuador. Los poetas nacionales que participan en la misma son: Sara Vanégas Coveña, Rodrigo Pesántez Rodas, Carlos Eduardo Jaramillo y Magaly Vanégas.
La revista se abre con un recordatorio de la tragedia del 11 de marzo, acaecida en Madrid ("…..Veneno/ que tragamos a una como lanza punzante" Isabel Díez), para luego dar paso a colaboraciones internacionales: Rosa María Sobrón (Argentina), Isabel Díez, Alfonso Enríquez de Salamanca, Alejandro Palacios Cabanillas (España), Nela Río (Canadá); los autores ecuatorianos ya nombrados, y muchos más.
Cierra ORIFLAMA con Noticias de la Tertulia, Noticias de Interés Cultural y una lista de libros y revistas recibidos.
Publicación ágil, interesante, cuya misión es unir a los pueblos por medio de la literatura, y difundir su palabra artística. ¡En hora buena!

Alejandra Andrade

Créditos


Año 4,Número 7
Junio de 2004
Brasil 3-101,Cuenca
Telefax: 2818 840
mail:svanegas@uazuay.edu.ec

Directora:
Sara Vanégas Coveña

Colaboran en este número:
Mario Jaramillo, Gonzalo Espinel, Alejandra Andrade, Francisco Azuela, Carolina Escobar Sarti, José Kozer.

Diagramación:
Ing.Katherine Ortiz Vidal

La dirección no se responsabiliza por las opiniones contenidas en los artículos firmados. Se permite la reproducción parcial o total, si se cita la fuente.

Correspondencia y colaboraciones:

casilla: 01-01-1178,
Cuenca - ECUADOR
mail: svanegas@uazuay.edu.ec