Revistas Marginalia

Marginalia Nº 8 - Noviembre de 2005


Marginalia Nº 8 - Noviembre de 2005

ORGANO DE DIFUSIÓN DE LA ACADEMIA IBEROAMERICA DE POESIA,
CUENCA , CIUDAD UNIVERSITARIA
ATENAS DEL ECUADOR
PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD
 

Entrevista


Marginalia Nº 8 - Noviembre de 2005

Vicerrector de la Universidad del Azuay

El Ing. Salgado es Máster en Antropología del Desarrollo (Universidad del Azuay, Cuenca – Ecuador) y Master of Computer Science (Indiana – USA, Becario Fulbright). Ha sido representante del Ecuador al Programa para la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe INFOLAC – UNESCO (1997 a 2002) y Miembro del Consejo Ejecutivo de INFOLAC - UNESCO (1999 a 2002). Está acreditado en la Lista de Profesionales de la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe.

Transcribimos, a continuación, esta breve entrevista:

*  MARGINALIA:    ¿Qué es para Usted la poesía?


FSA: La poesía es la manifestación más excelsa de la palabra, y la palabra alienta el espíritu.


*    MARGINALIA:  A la poesía, como a las humanidades en general, ¿quéimportancia se le asigna dentro de la promoción del desarrollo integral de las personas?

FSA:Las humanidades representan lo mejor que nuestra especie ha pensado en cada época. Nos confrontan con las mayores personalidades de la historia y su obra, y nos dan luces para aprender a pensar. Después de varios tropiezos que se dieron al separar las disciplinas, al separar la ciencia y las humanidades, estamos regresando a las fuentes que integran el conocimiento, la ética y la estética. En un mundo en el que las cuestiones centrales se han vuelto el respeto a la vida, a la interculturalidad, a las relaciones entre las personas, las humanidades son piedra fundamental sobre la que debemos crecer.

 
   *   MARGINALIA: ¿Piensa usted que la poesía debe ser comprometida?


FSA: Esa es una opción que se puede o no elegir. La expresión de lo bello y lo bueno admite varias corrientes, lo central está en la riqueza que toca en lo profundo del lector y marca su vida para siempre.


•     MARGINALIA: ¿Cuál es su opinión acerca de los talleres literarios?

FSA:El degustar una buena comida, el probar un buen vino, se acrecientan con el conocimiento de los símbolos culturales que representan. Así también, el gusto por la poesía y la literatura en general, se acrecienta cuando compartimos con otros seres humanos la manera cómo determinadas obras nos han impactado. Para mí esa es la tarea central de los talleres literarios. Obviamente, algunos de sus miembros, podrán también empezar su propio camino de búsqueda y creación. Las universidades debemos estimular su formación y persistencia.


•     MARGINALIA:  Muchas gracias por sus palabras y su tiempo.

Poesía cuencana


BAlADA EN CUATRO TIEMPOS
1

Me bastarán, Señora, para amaros,

en mi morada junto a mí teneros,

un lecho blando para sosegaros

y una oruga de lumbre para veros. P. 86

 

Dadme la espuma de los ojos claros,

la nieve de los pechos altaneros

que mi canción tendré para embriagaros

y la noche de miel para venceros.

 

He de aguardarlos con la estrella en vilo

Para un perpetuo amar y un alborozo

de hoguera dulce y corazón tranquilo.

 

Y hemos de entrar en el silencio umbroso

cuando nos recojamos con sigilo

a morir juntos en el mismo gozo.

 

2

 

Nunca valdrá la cuita de olvidaros,

Señora, esta nostalgia de deciros

que estoy ensombrecido por amaros

y temo con mis sombras afligiros.

 

El gozo terrenal de acariciaros

y con grilletes del aroma unciros,

en niebla se mutó para lloraros

con un celeste enjambre de suspiros.

 

En qué ligero tálamo de punta,

Señora, un tiempo de centella breve

hizo y deshizo la bruñida espuma.

 

de vuestro cuerpo de textura leve

que me ha traído a la memoria en bruma

todo el fulgor de un pájaro de nieve.

3

 

Llegué, por fin, Señora, a desamaros

porque mi amor no supo reteneros

y pudo más la brisa al apagaros

que el corazón urgido en encenderos.

 

A qué brasa de olor debo juntaros

siestatua de ceniza he de saberos

y en la muriente noche he de ignoraros

por el ignoto albur de los luceros

 

Si un vuelo de paloma luminosa

habéis trazado en mi añoranza pura,

consentidme en el sueño, cautelosa,

 

que yo desciña vuestra vestidura

y en sus langores la secreta rosa

me embrague con el nácar de su albura.

 

4

 

Qué defunción de toda transparencia

el luto sideral de presentiros

en el transido cielo de la ausencia

una paloma de livianos giros,

 

aligerada ya sin mi querencia,

ni manos amadoras para ungiros,

ni coplas para hablaros en cadencia,

ni túnicas de luz para vestiros.

 

En qué tiempo remoto de agonía

nos alejamos del silencio umbroso

en que el amor amado no sabía

 

que por la ley del ángel quejumbroso,

duró lo que la espuma la ambrosía,

de morir juntos en el mismo gozo.

 

Gonzalo Escudero (1903 – 1971)

Poesía universal


PAÍS INVITADO: ESPAÑA

PATIO DE ESCUELAS

Digo versos para no llorarlos,

y las gentes pasan sin mirarme.

 

Rescata mi voz el viejo aljibe

de memorias torpes por la ausencia,

y las gentes pasan sin mirarme.

 

Pido un solo minuto

a la Historia, y ella me lo niega,

ni Unamuno ni Fray Luis acuden,

o una manta antigua o un abrazo,

ni las gentes que huyen sin mirarme.

 

Junto a un muro

que el musgo y los vítores soportan

mi guitarra llama tercamente.

 

Y las gentes pasan sin mirarme.

 

LA CORRIDA

A Rafael Morales, maestro

 

Han llegado al final de su andadura.

En la arena, ya solos, hombre y toro

-oh manes de cretense, ibero y moro-

empeñan, cara a cara,su estatua.

 

Orgulloso, compuesta la figura,

el maestro y su espada, frente al coro.

Salta el chorro brutal y mancha el oro.

Acaba el drama, llega la tortura.

 

¡No excusen esta muerte por un arte

donde prima la ley de la moneda!

Traga el toro su sangre, tiene miedo,

 

no puede comprender. Y al cabo parte

al cielo de los toros. Solo queda

su huella ensangrentada sobre el ruedo.

 

JuanRuiz de Torres

Poeta invitado


GONZALO ESCUDERO (Quito, 1903 – 1971)
PERFECCIÓN EN LA FORMA. HERMETISMO Y TRASCENDENCIA
 

Gonzalo Escudero es, indudablemente, uno de los poetas cimeros de la lírica ecuatoriana. Profesor universitario, periodista y diplomático; fue embajador en Francia y Perú, y miembro de la OEA.

Su producción poética está signada por una gran perfección formal. De inspiración alta y sostenida, sus obras tienden a lo trascendental y lo metafísico. Recrean la presencia grandiosa de América, de la ciudad, de un enigmático “tú” femenino (una de las mayores claves herméticas de su poesía); la intuición de la divinidad.

En palabras del crítico Hernán Rodríguez Castelo: “En dos podemos resumir los rasgos característicos de la poesía de Escudero: el uno, esa plenitud formal, equilibrio de luminoso juego metafórico y admirable musicalización. En el interior de esa plenitud formal está el otro rasgo: un riquísimo, coherente y hondo, aunque sutil, aunque recatado en paradojas y juegos verbales, aunque hermético, contenido conceptual.”

Sus libros más conocidos son: Altanoche, Estatua de aire, Materia del ángel, Autorretrato, Introducción a la muerte, Réquiem por la luz …

ESCRITURA DE LA ESPUMA
Para que mi rescoldo se consuma

cada vez más en la ceniza leve,

el viento se ha vestido con la bruma

y la bruñida noche con la nieve.

 

Lo que yo he escrito lo escribí en la espuma

y me duró su transparencia breve

lo que la alondra, el cántico y la pluma,

a que el olvido al aire se lo lleve.

 

Sepultada mi música en el aire

el pájaro celeste que la nombra

perecerá conmigo a mi socaire,

 

y el duelo de la estrella que se escombra

me ha de infundir este mortal desgaire

para el almirantazgo de la sombra

Reseñas


AL ANDAR
AL ANDAR

PREMIO NACIONAL DE POESÍA “JORGE CARRERA ANDRADE”

Sara Vanégas Coveña

Quito, Libresa, 2004

“Hacedora de su propio espejismo”, la voz lírica de Al Andar /…/ se desplaza sobria, alta, esplendente –como espada de arcángel- tanto a través de las aguas calcinantes de los desiertos nocturnos, cuanto sobre aquellos fuegos líquidos de los que están constituidos los mares aparentemente calmos /…/ Pero tras ese pulso verbal que delinea los contornos de logradas síntesis metafóricas está toda una tradición de signo clásico, toda una radical inclinación hacia una referencialidad de sabor milenario, en la que visiblemente se alternan elementos de ancestro helénico con signos provenientes de civilizaciones orientales: “rotas cabelleras”, “viejos muros”, “vientos antiguos”, “sol de dunas y espejismos” no son más que algunos de los muchos referentes que, con mesura selectiva, ruedan por el laberinto espejeante de esta poesía que se alimenta de sus propios reflejos.

Otro rasgo de peso enfático en Al Andar es, precisamente, el que se relaciona con la idea de un trajinar perpetuo de la voz lírica con rumbo a derroteros indefinidos. En no pocos espacios textuales, Vanégas imprime un carácter motriz –a veces lento, casi inmóvil; a veces brioso, casi acelerado- a ciertos referentes que cumplen con la función de simplemente avanzar y avanzar, sea sobre “el corazón sin tiempo del desierto” o “sobre la blanca distancia que no existe”…

Sonia Manzano

ANTOLOGÍA ESENCIAL ECUADOR SIGLO XX LA POESÍA
ANTOLOGÍA ESENCIAL ECUADOR SIGLO XX LA POESÍA

Selección y presentación de Hernán Rodríguez Castelo Quito, Eskeletra, 2004

Parte de un proyecto editorial que totaliza 5 tomos (además: cuento, ensayo, crítica literaria, novela breve). En éste, Rodríguez Castelo -conocido crítico del país-, en apretada síntesis, pasa revista a los nombres y poemas más relevantes del siglo pasado en Ecuador. Se inicia el estudio con poetas nacidos en las postrimerías del s. XIX, cuya obra empieza a ser publicada ya entrado el XX (Moscoso, Falconí, Ampuero); pasa luego al aporte de los modernistas (Silva, Fierro, Noboa, Borja, Moreno, Egas), vanguardistas y posmodernistas (Mayo, Carrera, Escudero, Gangotena, Estrada); continúa con el gran Dávila Andrade, y desemboca en los vates actuales, muchos de los cuales hoy se encuentran en plena producción: C. Jaramillo, E. Jara, J. Adoum, E. Moreno, D. Ledesma, A. Ortiz, I. Espinel, F. Tobar, F. Cazón, E. Granda, B. Sáenz, I. Carvajal, J. Pazos, R. Oviedo, A. Iza, S. Manzano, F. Espinosa, M. Laso, F. Balseca, S. Vanégas…

Libro único, en cuanto que ofrece una visión globalizadora y bien fundamentada de la poesía escrita en Ecuador durante el siglo XX; obra destinada a ser referente obligado para todo lector que se interese en el tema, y más aún, para estudiosos del desenvolvimiento de nuestra lírica a través de sus diferentes caminos y etapas.

 

Alejandra Andrade

TEJEDORES DE PALABRAS
TEJEDORES DE PALABRAS

II ANTOLOGÍA POÉTICA GENERAL DE LA ASOCIACIÓN PROMETEO DE POESÍA
Madrid, 2005

Con motivo de celebrarse el XXV aniversario de su fundación, la APP edita esta obra con aportes de poetas de 14 países. Se les solicitó enviar tres textos: un poema escogido y dos inéditos; con lo que se plasmaron tres objetivos: a) conformar una antología de poetas prometeicos, b) una antologìa que es a la vez autoantología (por aquello de los poemas preferidos), y c) una selección de poesía actual (por los poemas inéditos).

En el libro están representados, a más de España (E. Ballesteros, I. Díez, E. Gracia, J. López, A. Reyes, J. Ruiz, E. Valle…), los siguientes países: Argentina (R. Altamirano, L. Furlán, B. Schaefer, R. Sobrón…), Uruguay (M. de Arévalo), México ( F. Azuela, M. Trejo,,,), Colombia (O. Castillo, O. Echeverri), Cuba (C. Chacón, L. Estrada, D. Villalobos), Venezuela (R. García, E. Viloria), Chile (A. Larrahona, M. Rafide, F. Toro), Puerto Rico ( A. Martínez), Guatemala (A. Soto), Canadá (N. Río), Portugal (J. Marta), Estados Unidos (L. Ambroggio) y Ecuador (S. Vanégas).

TEJEDORES DE PALABRAS (cuyo título se eligió como homenaje a Diego de Velásquez y su obra “Las hilanderas”) se constituye, así, en una obra de sumo interés y novedad, tanto por la metodología utilizada en su elaboración, cuanto por el hecho de presentar una muestra significativa de la poesía actual en lengua española.


Sara Vanegas Coveña

Créditos


Año 5,Número8
Noviembre de 2005
Brasil 3-101,Cuenca
Telefax: 2818 840
mail:svanegas@uazuay.edu.ec

Directora:
Sara Vanégas Coveña

Colaboran en este número:
Francisco Salgado, Juan Ruiz de Torres, Emilio Ballesteros, María José Mielgo, Sonia Manzano, Alejandra Andrade .

Diagramación:
Ing.Katherine Ortiz Vidal

La dirección no se responsabiliza por las opiniones contenidas en los artículos firmados. Se permite la reproducción parcial o total, si se cita la fuente.

Correspondencia y colaboraciones:

casilla: 01-01-1178,
Cuenca - ECUADOR
mail: svanegas@uazuay.edu.ec